martes, 8 de junio de 2010

*Tercera parte de “Metropolis Pt. 2: Scenes From a Memory”

Segundo acto: Scene Six: Home. Escuchamos a Julian Baynes hablar de su vida y cómo esta es tan solo una farsa. En último término, como ya habíamos intuido anteriormente, Victoria lo abandona por culpa de su adicción al alcohol y al juego. Después escuchamos a Edward Baynes comentar como Victoria lloraba sobre su hombro tras la ruptura con Julian. Se encuentra que está siendo atraído por ella, y aunque en primera instancia se siente culpable por traicionar a su hermano, su obsesión es mayor que su sentimiento de culpabilidad y seduce a Victoria en su estado vulnerable. La canción mantiene un atmósfera parecida a la de “Beyond this Life”, también es una de las canciones que extrañábamos de Dream Theater.

Por último escuchamos a Nick otra vez, en el tiempo actual y despierto. Hasta ahora solo sabe lo que el anciano le había contado y lo que fue capaz de leer en el periódico en su última sesión terapéutica. Sabe que tiene que haber más detrás de todo eso y está deseoso de empezar su próxima sesión de hipnotismo regresivo para poder volver atrás y resolver el misterio de una vez por todas.

video

Scene Seven: I. The Dance Of Eternity. La pista es instrumental y aunque muchos afirman que esta canción no aporta mucho a la historia, en realidad sí lo hace. El título de este tema proviene de la última frase de "Metropolis part 1: "The miracle & the sleeper" que dice "The love is the dance of eternity", y quiere representar el verdadero amor entre Victoria y Julian. Una de las mejores canciones instrumentales de Dream Theater y ciertamente la más compleja, donde Rudess se luce con su capacidad creativa en los teclados.

Scene Seven: II. One Last Time. Empieza con Nick dándole vueltas en su cabeza a todo lo relacionado con el asesinato de Victoria. No está convencido, con las pruebas conocidas, que lo que cuenta el periódico sea la verdad. También parece que se ha enterado de ciertos rumores, probablemente los rumores de su relación sentimental con Edward. Se pregunta a sí mismo si Victoria "hirió su alma" o si "se despidió de él". Entonces la escuchamos a ella, otra vez en el pasado, diciendo "Una última vez, nos acostaremos hoy". Esto es lo que Nick asocia a que Victoria le decía adiós a Ed, que esa sería su última cita. La canción es una balada.

Nick visita entonces la casa de Edward, donde él y Victoria desarrollaron su romance. Parece que la casa aporta muchas pistas nuevas y consigue confirmar muchos de los pensamientos internos de Nicholas. Aunque ahora está despierto, cuando entra en la habitación, experimenta una especie de revelación como si estuviese fuera de su cuerpo real. Siente frío como sentía en sus sueños y escucha de repente una voz de mujer gritando y un hombre pidiendo perdón, aunque no es capaz de comprender las palabras que pronuncia.

video

Scene Eight: The Spirit Carries On. Nick está otra vez bajo hipnosis, aunque esta vez es la última. Reitera su convencimiento de que su alma continuará existiendo más allá de su vida y, por esta razón, ya no teme a la muerte. Cree que Edward estuvo involucrado en el crimen y planea exponer la verdad que hay tras un crimen que sucedió hace más de 70 años. Victoria aparece, en el presente esta vez, y le dice a Nicholas que se vaya y no sufra más, que ya le ha revelado la verdad pero que aun así nunca debe olvidarla a ella. En este punto se alegra de la paz que siente ya que ha conseguido satisfacer tanto a Victoria como a su propia obsesión. Nicholas se da cuenta de que la razón de que todo esto sucediese, la moraleja de su historia, es que la muerte no es el fin, solo una transición, como el hipnotizador ya había comentado. La canción es una balada.

Scene Nine: Finally Free. Está última escena nos muestra información que Nick no puede asimilar, ya que el hipnotizador lo saca de su último trance y escuchamos como coge su coche y se va del lugar. Lo que aprendemos es que Victoria y Julian se encontraron por casualidad y decidieron reunirse más tarde en secreto para poder hablar. Ella está excitada por este hecho ya que Julian es aquel al que siempre ha amado, y por esta razón va a romper su relación con Edward: ya no está indecisa de a quien quiere realmente. Pero tiene miedo de que Julian vaya a matar a Edward si se entera de su relación con ella. La canción es una balada extensa.

video

Así que se reúnen sin que nadie lo sepa, o eso piensan, porque Edward aparece y empieza a forcejear con Julian. A éste se le cae una botella de licor de su chaqueta y saca un cuchillo, pero antes de que pueda usarlo Edward le dispara. Victoria grita y él le dice: "abre tus ojos, Victoria", tras lo cual también le dispara. Julian, todavía vivo aunque mortalmente herido, se arrastra y se pone sobre el cuerpo ya muerto de Victoria. Ed pone una nota en la chaqueta de Julian que le ayudará a interpretar su rol como falso testigo del asesinato.

Tras este interludio, volvemos al tiempo presente. Nick está conduciendo hacia su casa mientras piensa como está ahora libre de todo lo que le perseguía. También está contento de lo que aprendió de su vida, que se transferirá a través de su alma tras su muerte. Entra en su casa, enciende el televisor, donde están dando la noticia de la muerte accidental de John Fitzgerald Kennedy Jr. Apaga el televisor, enciende el fonógrafo, se sirve un whiskey y se sienta para relajarse. Se escucha a otro coche aparcando fuera y ruidos de pisadas seguidos por el sonido de una puerta cerca abriéndose. El hipnotizador entra en la sala y dice: "¡abre tus ojos, Nicholas!". El fonógrafo es golpeado tras el grito de sorpresa de Nicholas y solamente escuchamos ruido estático de fondo hasta que se acaba el disco. El hipnotizador, el alma reencarnada de Edward, ha matado a Nicholas. Aunque es solo coincidencia, “Metropolis Pt. 1", "The Miracle and the Sleeper” es la quinta canción del álbum “Images and Words” y “Metropolis Pt. 2: Scenes From a Memory”, es el quinto álbum en estudio de la banda.

video

Todo un portento de disco ya que contiene todos los elementos para ser un disco más que conceptual. Dream Theater lleva a cabo su magistral obra poniéndonos de pie para escuchar uno de los álbumes más creativos y difíciles en cuanto a le ejecución musical. Es estar más allá del bien y del mal conociendo el concepto de la armonía universal, equilibrio, sabiduría y conocimiento de las causas. No se deja nada a la imaginación, porque el sueño se materializa y realiza cambios que son una constante en todo aspecto del álbum, por demás sorprendente el nivel al que han llegado con esta maravilla que se ha convertido en un clásico del metal progresivo. Las formas y el fondo que se muestran tal como lo soñaron los integrantes, toda una gama de expresiones artísticas se mueven alrededor de los límites de este ensueño que pasa por los apropiados caminos para deleitarnos y sumergirnos en la atmósfera erotomaniaca del concepto. Regresar a casa y haber pululado por las estancias que muestra la mente desde los terrenos más que lúgubres… "Dreamer"